domingo, 26 de diciembre de 2010

BUSCA TU NORTE Y LA "CRUZ DEL NORTE"...VAMOS POR EL 2011!

Han terminado 3 días de búsqueda de nuestras intenciones (Solsticio de Invierno), aquello que nos "moverá" hacia lo que seguiremos cambiando. Ayer, 25 de Diciembre, hemos festejado el renacer de un ciclo, el inicio del movimiento solar,, la Navidad. Ahora ha llegado el momento de PLANEAR, poner en orden todas las ideas que nos permitan alcanzar nuestros objetivos, y así no llegaremos a los últimos minutos del año pensando ¿cómo le haré para seguir mis propósitos de año nuevo?.

Una de las actividades más importantes pero difíciles de realizar hoy en día es PLANIFICAR, tener un PLAN. Cuando preguntamos a cualquier persona sobre "planes a futuro"; algo muy común en vísperas de iniciar un nuevo año, lo que generalmente escuchamos son buenos "deseos" ,"pretenciones" u "obejtivos": Planeo tener un hijo, planeo cambiar de trabajo, planeo comprar un auto, planeo empezar unos estudios, planeo cambiar de casa... y un largo etc.

Todo lo que deseamos lograr u obtener en un cambio de ciclo, generalmente lo bautizamos como "planes", pero la práctica nos muestra que casi siempre son tan solo "buenos deseos", y como tales, en el corto plazo se estrellan en las paredes de la frustración, y eso sucede porque carecen de un PLAN.

Un PLAN implica un importante trabajo mental que no solo tiene que ver con lo que más deseo, o con la imaginación. Tiene que ver con la evaluación de dónde nos encontramos y descubrir mediante señales los puntos hacia donde tenemos que dar nuestros pasos. Lo maravilloso del asunto es que cuando aprendemos a definir e identificar esas señales que constantemente se nos presentan y que están sincronizadas con nuestras intenciones más profundas e intimas, entonces descubrimos que siempre vienen acompañadas de nuevas señales, que a mi me gusta definir como "acuerdos", y por tanto "seguir el plan" resulta más gratificante y efectivo.

Voy a poner un ejemplo simple: Dos amigas platican en un café, y una le comenta la otra sobre una nueva relación, en su mente tiene dudas e inquietudes, pero se muestra animada, ilusionada y feliz de estar viviendo la experiencia, en ese momento aparece un colibrí que se queda volando frente a ellas por un buen instante. La primera reacción es de asombro, de contemplación, "que casualidad", pero la chica que está platicando recibe la experiencia del colibrí como una señal afirmativa con respecto a la viabilidad de dicha relación, en ese mismo momento le invade una sensación de tranquilidad y percibe un aroma dulce y penetrante, eso es la segunda señal que a manera de acuerdo confirma que lo que está pensando y afirmando es correcto con respecto a dicha relación para su momento.


En estos días el cielo (los astros), nos ayudan a comprender lo que debemos PLANEAR y como señal nos muestran a la CRUZ DEL NORTE. CYNGUS o el Cisne, es una constelación que en verano es muy visible, pero en invierno debido a sus situación en el cielo solo se ve en las primeras horas de la noche (tarde-noche) y semeja a una CRUZ. La puedes ubicar en el noroeste de la bóveda celeste. Esta constelación nos invita a "encontrar nuestro norte", entender el camino hacia la "cruz" que nos indica el renacer. La cruz óptica que podemos observar en esta constelación durante estos días en el cielo, dura 7 días que van desde hoy 26 de diciembre y hasta el inicio del 2011. Luego podremos seguir observando a dicha constelación, pero ya no como cruz.


Qué es lo práctico a hacer para iniciar el 2011 con algo más que buenos deseos?

Toma un rato en las tardes al anochecer y medita sobre tus PLANES. Encontrarás en esos momentos muchas señales e inspiraciones. Analiza los primeros pasos a dar y descubrirás tu "cruz" que te sirva de brújula en el camino. Planear no es lo mismo que desear.

Sentad@ hacia el norte prenderás al anochecer una a una cada día 7 velas en un plato blanco que contenga en su centro un papel con tus objetivos más claros y primordiales. Escribe sobre objetivos lógicos y claros, no sobre ilusiones, (es importante ser realista y honest@). Por encima de dicho papel colocarás granos y semillas de tipos diferentes: arroz, girasol, alpiste, etc. Esas velas las iras colocando en forma circular por dentro del borde del plato y encenderás cada día una, siempre siguiendo el sentido contrario a las manecillas de un reloj y empezando por "el norte" o las 12. Mientras dure esa vela encendida tendrás tus momentos de planeación y serán los idóneos para decidir cómo dirigir tus intenciones. Ambienta el momento con música relajante y si deseas invita a tu familia a acompañarte, se vale que cada quien ponga su papel. En caso de que lo hagas sol@ el papel va con las letras hacia arriba, si lo comparten varios, se dobla cada papel tres veces y van separados en el mismo plato. El día primero de enero del 2011 el plato, el papel semillas y cera de las velas los colocarás en una meseta, les pondrás tierra y sembrarás ahí una planta.

Para planear el cómo lograr objetivos, es importante partir de la intención de avanzar hacia ellos, tal vez lo complicado es comprender que un buen plan incluye la variante de los cambios. Por tanto es valioso recapacitar que en el proceso aparecenrán diferentes tipos de señales que serán en nuestro camino durante el nuevo año aquellas que nos indiquen "el norte a seguir".

Si tu "norte" es bajar de peso, este es el momento de planear una cita con la nutrióloga al inicio de año, definir los cambios de alimentación que realizarás, dejar los hábitos que obstaculizan dicho objetivo y meditar sobre las posibles variantes que tendrás para lograrlos, por ejemplo las diferentes actividades físicas que experimentarás o el desapego de personas o grupos que estimulan la pereza, etc.

Utiliza el valioso regalo que te brinda la CRUZ DEL NORTE para planear las mejoras que deseas ver cristalizadas en este nuevo año, en este nuevo ciclo. Brinda a estos días un momento idóneo para analizar los propósitos de año nuevo y no dejes ese tema para el cuarto para las 12 del 31 de diciembre. Seguramente te descubrirás viviendo el próximo año los cambios de dichos propósitos en lugar de la frustración de haberlos perdido.

Vamos por el 2011!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada