domingo, 17 de junio de 2012

Tránsito de Venus Ciclo Pentagonal (Origen del PENTAGRAMA) entendamos mas nuestros relojes cósmicos.


Ya pasó el fenómeno del Tránsito de Venus observable desde la Tierra (Gaia). Nos causó asombro, alegría, recogimiento y sobre todo la expectación de millones de seres humanos para VER el fenómeno de el “lunarcito”, “manchita”, “punto”, “pelotita” cruzando antes nuestros ojos por delante del Sol. La Red Informática se llenó de fotos y videos de tan asombroso fenómeno y millones de seres humanos que no comprenden el simbolismo y energías que enmarca, se quedaron con un : fantástico, maravilloso, único, increíble y largo etc de adjetivos,  para después como cualquier evento deportivo o de espectáculo : ”ya terminó y a seguir con la vida”. Ya muchos hemos aprendido que este fenómeno se puede  ver cada 105.5 o 121.5 años de manera “directa frente al sol”  y con una duplicidad de 8 años. Seguro much@s se preguntaron ¡¿porqué?!, pero al intentar dar explicación el asunto resulta confuso. Otros datos “curiosos” se han difundido acerca de Venus, como el hecho de que su movimiento de rotación es al contrario del de la Tierra y que un día en Venus dura 243 días Terrestres.

Quiero compartir que aunque el “Tránsito” visual nos duró 2 días, la influencia del efecto del Tránsito lo seguimos viviendo. Además hay otro fenómeno observacional de suma importancia que es la retrogradación (VENUS RETROGRADO), o sea el efecto óptico de ver que el astro aparentemente “retrocede” ante nuestra mirada. Este fenómeno inició el 15 de Mayo de 2012 y terminará el 27 de Junio próximo. Lo que implica que todos los efectos “normales” de Venus (Amor, abundancia, finanzas,  fertilidad, compasión, bondad) pueden verse “revertidos” en las conductas individuales y colectivas, como efectivamente esta sucediendo con mercados financieros “nerviosos” inestables y expectantes, con agresiones en política y medio ambiente, robos, violencia, etc.

Hay mucha información no solo maravillosa, sino sorprendente que tiene que ver con este Planeta tan cercano a nosotros, tan venerado y observado por antiguos, pero tan incomprendido o desconocido en su dinámica de movimientos por la mayoría.  Datos que los sorprenderán de la misma manera que sucedió conmigo, y datos que darán una mejor comprensión de este GRAN RELOJ COSMICO Y NATURAL que rige de manera importante y vital nuestra existencia personal y colectiva, más aún cuando reconocemos que la influencia de este planeta enmarca la ENERGÍA HUMANA mas importante, la ENERGIA DEL AMOR!

Se han preguntado:  ¿Cómo es posible que solo se vea a Venus enfrente del Sol cada 105.5 o 125.5 años y luego se pueda ver con tan solo 8 años de diferencia?? Esto se debe a que los movimientos de Translación de los dos planetas alrededor del Sol tienen un plano diferente, pero que coinciden por un período corto cercano a una década:



Así la Orbita de Venus tiene una “sección” o movimiento de observación superior, una sección “coincidente” con el plano de movimiento de la Tierra (cuando cambia de sección superior a inferior y viceversa y es cuando se puede observar) y otra sección inferior:



  
Lo anterior provoca que en intervalos diferentes, tengamos un lapso de tiempo de 8 años en los cuales efectivamente el movimiento de Venus y la Tierra se “nivelan” a un mismo plano de observación. La trayectoria oblicua de Venus ante el Sol tal como la percibimos desde la Tierra es reflejo de que Venus está pasando de la sección superior a la sección inferior de su órbita. Así el 8 de Junio de 2004 se vio pasar por la parte inferior del Sol y el 6 de Junio de 2012 se vio pasar por la parte superior. El patrón de Tránsitos Visibles es como sigue:

Tránsito 2004 (8 años) Tránsito 2012 (121.5 años) Tránsito 2117 (8 años) Tránsito 2125 (105.5 años).

Recordemos que Venus tiene un movimiento de translación alrededor del Sol de 224.7 días, se desplaza más rápido que la Tierra, cada cierto tiempo pasa por la línea Sol-Tierra propiciando una “alineación”; pero la mayoría de las veces dicha alineación ocurre cuando Venus está circulando por el nodo inferior o superior de su órbita, y como cada de estas secciones  forman la mayor parte de su órbita, nosotros no podemos ver el paso de Venus enfrente del Sol, Venus se sitúa por encima o por debajo del mismo. Esta alineación del “Sol-Tierra(Gaia)–Venus” ocurre cada 584 días durante los cuáles Venus realiza 2,6 órbitas y la Tierra 1,6 órbitas (1.6 años). Este periodo define lo que se llama el Ciclo Sinódico de Venus visto desde la Tierra, y 5 ciclos sinódicos forman un ciclo mayor, el Ciclo Pentagonal.  

En el video que verán a continuación se ve la animación de los movimientos de translación de Tierra (Gaia), y Venus alrededor del Sol. Cada vez que se alinean los 3, o sea cada 584 días terrestres observarán la referencia de una línea verde que va desde el punto de fecha de alineación previa, al punto en fecha donde se produce la siguiente alineación y por tanto, cada 5 alineaciones se forma una estrella pentagonal o Pentagrama.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=J35FR10fKNM

Así, cada 8 años se forma un Ciclo Pentagonal, y analizando lo que ha pasado en los últimos 8 años entre los dos Tránsitos observables de Venus (Venus y Tierra-Gaia están en un plano similar de movimiento), el último pentágono se ha formado con alineaciones en las siguientes fechas: 

Sobre el Pentagrama encontré lo siguiente: “Quizás conocido por los antiguos mesopotámicos (por ejemplo los sumerios), fue muy considerado por Pitágoras quien observó su relación con el número áureo. La mayoría de los autores opinan que el pentagrama fue primero conocido y estudiado por los babilonios y de allí lo tomaron los pitagóricos, debido a la coincidente asociación del pentágono regular con el cosmos u orden divino. Sin embargo, hay quienes lo ponen en duda, pues el sumario atribuido a los neoplatónicos Eudemo de Rodas y Proclo menciona que los pitagóricos solo conocían a tres de las figuras cósmicas -poliedros regulares-, desconociendo al octaedro y el icosaedro. La explicación dada es que los tomaron de la forma de los cristales naturales y no surgieron de una deducción matemática, lo que iría en contra de la herencia babilónica (Wikipedia)”.  Pero resulta, que tanto Mayas como Náhuatls conocían al Pentagrama desde mucho tiempo atrás, así de “salvajes” y “retrógradas” eran nuestros grandes Ancestros Mesoamericanos:

La cosmología mexica señala que habían existido otros mundos (Cuatro Soles) antes del presente, cada uno con un tipo concreto de habitantes, se explica también que cada uno de estos “mundos” (Civilizaciones) había sucumbido debido a diferentes cataclismos: un huracán, una inundación, una lluvia de fuego y una invasión de fieras salvajes. La Quinta Civilización, que corresponde al Quinto Sol, fue llevada a cabo por un convenio de los dioses reunidos en Teotihuacan.

Las interpretaciones que se han dado a esta terminación e inicio de “Soles” siempre se han enfocado en ideas catastróficas y derrotistas  de cada ciclo, pero resulta que la descripción en el tiempo es de tal exactitud, que suena fantástico que exactamente cada 26,000 años, uno a uno de estos “soles” o mundos terminara inexorablemente ante el infortunio, personalmente no comparto esta visión simplista de las cosas. Y a pesar de que el mito aceptado refiere que entonces los Dioses se reunieron en Teotihuacan y que cada uno de ellos se arrojó al fuego para convertirse en sol, otro lo hizo y se transformó en luna, y así sucesivamente se fueron arrojando los demás para formar los astros que se mueven ordenadamente en el universo; yo no comparto esta burda explicación y lo que  interpreto es lo siguiente:

Al término de tiempo de cada ciclo (Cada Sol), de manera cíclica y exacta se producen muchos fenómenos secuenciales (Cruces Cósmicas, Alineciones Planetarias) y uno de estos fenómenos es un TRANSITO DE VENUS visible a simple vista que evoca “simbólicamente” que el astro es “devorado” o tragado por el fuego del Sol (Los dioses se sacrifican al fuego), lo que enmarca el nacimiento del nuevo Sol o la nueva civilización (en nuestro caso el Sexto Sol). Se habla de Dioses en la mitología, y resulta que Venus es considerado una dualidad, pero no como “Dios” sino como DIVINIDAD o DEIDAD!:

http://ricardoalvarezcortes.blogspot.mx/2012/05/quetzalcoatl-ketzalcoatl-su-significado.html

http://www.youtube.com/watch?v=662Gw9Wqlrc

Así este simbolismo nos refiere a la oportunidad de vivir el fenómeno de transformación y evolución como humanos al Sexto Sol. Los fenómenos astrológicos visibles van acompañados de muchos otros, y como los astros producen efectos importantes en nuestra Madre Tierra (Gaia) que es un ente vivo, por lo tanto los fenómenos naturales se exacerban: (Terremotos, Huracanes, Tsunamis, inundaciones, Erupciones Volcánicas, Plagas). Lo mismo sucede con nostros y por eso también se exacerban conductas personales y colectivas (Guerras, Violencia, Conductas de locura, Pérdida de Memoria, etc). Este es el motivo por el cuál nuestros ancestros nos dejaron descritas dichas situaciones a manera de referencia para que la civilización a la que le toca vivir dicho acontecimiento (nosotros), pudiera identificar claramente dicha situación de cambios. El Tránsito de Venus (sacrificio de Kuetzalcóatl –Xipec Totec) al fuego es tan solo el fenómeno que inicia el proceso final de cambio de civilización: 

http://ricardoalvarezcortes.blogspot.mx/2012/06/venus-su-transito-el-xux-ek-y-continua.html

Así los pasados 5 y 6 de Junio, millones de personas en el transcurso de la mañana y millones en el atardecer, pudieron presenciar a los dos gemelos, Xipec Totec - Ketzalcóatl evocando y simbolizando su sacrificio al fuego (Sol) para dar inicio al Sexto Sol. Este evento astrológico anuncia la alerta o señal de nuestro gran RELOJ COSMICO para vivir la llegada de un nuevo período de luminosidad y de desarrollo espiritual para todos por lo que es necesario estar abierto, receptivo y dispuesto a entregarnos a nuestro destino, cumpliendo nuestra misión sobre la tierra que no es más que lograr la transformación de seres humanos enclavados en la tercera dimensión para convertirnos en Seres Humanos coexistiendo en las tercera, cuarta y quinta dimensiones, sin abandonar este plano terrenal. Por eso, para ser un “Guerrero de Luz”, es necesario prepararse y permitir que florezca en el corazón y a través de todo nuestro cuerpo (Kundalini) el hermoso, valioso y atesorado fenómeno de Ketzalcóatl, y es nuestra obligación comprender que el fenómeno no terminó en un día, sino que continúa por meses para nuestra suerte a fin de lograr dicha evolución.

Finalmente, y como preámbulo a lo que seguiré explicando posteriormente, el poder mágico de la estrella de cinco puntas está relacionado con nuestra vibración natural, con la proporción áurea, con los sonidos y esto es un conocimiento que nuestros ancestros entendían bien, que está relacionada con el amor, la creación y la bondad. Pero además sucede algo similar con la estrella de 8 puntas, que evoca un fenómeno más amplio y de creación (obvio, también conocido y manejado magistralmente por nuestros “salvajes” ancestros). Este poder simbolizado hace referencia a un fenómeno natural del movimiento de nuestros astros, que propicia la vida tal cuál la conocemos en nuestro mundo.

IBORU IBOYA IBOCHICHE

BOGBO TO ASHE, MOFORIBALE IFA.

RICARDO ALVAREZ CORTES


BABALAWO OGGUNDA KETE, OMO ODDUN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada